Evolución de los derechos reproductivos de la mujer

El pasado 2 de marzo, visitamos el museo Reina Sofía, donde se expone temporalmente Poéticas de la democracia, un espacio dedicado a la situación social y política de la Transición mediante folletos de diversos partidos y piezas cinematográficas. Pero sin duda, lo que más destaca es la presencia de numerosas revistas de todo tipo con múltiples motivos y reivindicaciones. De esta manera, en esta exposición se dedica una sala por completo a la lucha feminista de la época.
Lo más destacable era los numerosos ejemplares de la revista Vindicación Feminista, una revista que estuvo activa durante los años 1976 y 1979. En ella se publicaban artículos sobre temas tan polémicos como los métodos anticonceptivos y el aborto. Y es que la mujer se reducía al simple papel de madre y cuidadora del hogar. Algo que fue tan reivindicado y exigido por las feministas como es el aborto, sigue siendo una lucha real y difícil en muchos países. El caso actual con más polémica es el de Argentina, donde la renovación de la ley del aborto había sido

recibida con gran esperanza por el pueblo argentino e, incluso, se llevó la victoria el pasado 14 de junio en la Cámara de los Diputados. Sin embargo, fue denegada por el Senado. Las manifestaciones fueron y siguen siendo continuas, ya que la ley actual es muy restrictiva y sólo permite el aborto en caso extremos. Tal es el nivel de restricción que hace unos días se dio el caso de una niña de once años, que había sido violada, a la que le hicieron una cesárea en contra de su voluntad y la de su familia tras haberle negado su derecho a abortar. Este hecho en concreto ha causado un gran revuelo en las redes sociales, con la creación del hashtag #niñasnomadres, que ha conseguido la atención internacional de la gente.

Asimismo, en el evolucionado Reino Unido nos encontramos el caso de Irlanda del Norte, en el que el aborto está totalmente prohibido, sin excepciones como pueden ser violaciones, incesto o malformaciones en el feto; y penado con cadena perpetua.

A pesar de las grandes manifestaciones feministas y del gran papel del feminismo en nuestro país, hay partidos políticos que reviven el debate sobre el aborto. Declaraciones del líder del Partido Popular, Pablo Casado, como que «el aborto no es un derecho, es un fracaso» o que la prohibición del aborto libre facilitaría remontar el «invierno demográfico» que vive nuestro país, dejan claro que la derecha vuelve a poner sobre la mesa el aborto de forma que deja de lado la opinión de la mayoría de mujeres. De esta manera, entienden que la mujer únicamente sirve para fabricar obreros, ya que se piensa en un aumento de la natalidad como en un número de trabajadores ascendente y no como personas con necesidades y una situación precaria.

Sin embargo, parecen olvidar la gran fuerza del movimiento feminista en España, el cual llegó a provocar la dimisión en 2014 del que fue ministro de Justicia durante el gobierno del PP, Alberto-Ruiz Gallardón, al intentar modificar la actual ley que está vigente desde 2010. Y es que esta es la oposición que se encontrarán Casado y todos los pretendientes a vulnerar los derechos de la mujeres, una respuesta enérgica, fuerte, indestructible y efectiva.

 

Escrito por Carmen Martínez y Sara Ruiz.

Sara Ruiz González
Escribo cosas y me encargo de los concursos.
Entradas creadas 14

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Se require introducir

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba