Simplemente quiero

Quiero desnudarte, pero no desnudarte quitándote la ropa. Eso, cariño, cualquiera lo hace. Yo quiero desnudar tu alma, saber tus más oscuros secretos, tus más tristes recuerdos, tus tropiezos, tus desamores. Saber las veces que necesitaste a alguien y nadie estuvo a tu lado. Quiero que me cuentes las veces en las que te sentiste solo, te sentiste decepcionado. Cuéntame los momentos en los que no podías más, lo que más daño te hizo en su día. Cuéntamelo.
Quiero poder consolarte en tus peores días, poder quitarte una a una las lágrimas que caigan de esos ojos que tanto me gusta observar. Quiero besar cada pensamiento malo que tuviste. Quiero besar tu dolor, tus llantos en silencio. Un beso mío a tu soledad, a tus decepciones. Un beso por las veces que te rompieron.
Un abrazo por las veces en la que necesitaste uno y nadie te lo dio.
Quiero espantar tus malos recuerdos, tus malos pensamientos. Quitarte la tristeza de tu mirada. Hacerte olvidar. Quiero hacerte sentir que no estás solo, que no te decepcionaré, que estaré cerca de ti para darte un beso, un abrazo, una caricia…
Quiero hacerte saber que daría lo que fuese por verte sonreír ,por ver como esa tristeza se disipa como la niebla…
Simplemente, quiero que sepas que solo quiero desnudarte el alma.

Entradas creadas 1

Un pensamiento en “Simplemente quiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Se require introducir

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba